Galeria
Actualizado el 31 de Diciembre de 1969


SECRETOS DE VIDA: Crisis de la Mediana Edad


Debemos tener la sabiduría de saber cerrar una etapa para abrir una nueva

No se sabe con exactitud cuál es la crisis de la mediana edad, depende de cada persona, su trayectoria de vida, experiencias vividas, triunfos, fracasos, conflictos y principalmente el enfoque que le dio a sus años.

Deepak Chopra afirma que: “Las personas no tiene edad, solo poseen mente”. Observando la individualidad de cada ser y apoyándonos en estadísticas mundiales, se puede decir que ésta es a partir de los 45 a 55 años, aunque vemos adultos de 80 con un ímpetu de 50, colmados de proyectos y deseos de vivir y jóvenes sumergidos en la nada.

Todo depende de la MENTE que es el motor incansable que nos eleva al paraíso o nos hace vivir en un pozo con la inercia de un todo.

CRISIS SIGNIFICA CAMBIO Y PUEDE ESTAR EN TODAS LAS ETAPAS DE LA VIDA.

Cada ser analiza reflexionando que no puede seguir en el mismo camino y se enfrenta con dos senderos diferentes:

1º Hacer un giro en la vida aceptando el cambio para que sea constructivo y positivo.

2° Seguir en la misma situación. Esto lleva a ver el camino como perdido, desembocando en una desilusión debido a que entramos en una etapa de la vida sin previa preparación.

Es una etapa de transición donde se debe pensar, analizar y reflexionar cada circunstancia, momentos, hechos, decisiones para poder accionar con la voluntad de cumplirlo y la osadía de enfrentarlo.

Al aceptar el cambio, se sabe que esto produce sufrimientos porque se dejan atrás recuerdos, abandono de cosas antiguas o familiares.

La dimensión de este giro y el tiempo que se emplee depende del equilibrio emocional y la actitud de cada persona.

En las crisis anteriores era distinto porque se cambiaba el nivel del camino y en la crisis de la mediana edad es el momento de cambiar la dirección.

QUIENES SE ORIENTEN EN DIRECCIONES EQUIVOCADAS SUFRIRAN CON EL FRACASO

Es el momento en que flotan en la mente los asuntos sin resolver, relaciones que no se vivieron y anhelos sin cumplir. Ahora lo que interesa es la evolución mientras que antes era la vinculación, tratando de dejar atrás vínculos que atamos con tantas fuerzas.

Esta situación es muy desagradable para las personas materialistas que no aceptan separarse de las posiciones y puntos alcanzados y no entienden que es el momento de cosechar lo sembrado y disfrutar del camino decidido.

Algunas personas son reacias al cambio y prefieren seguir en el mismo camino con sus quejas y sinsabores, añorando épocas de un pasado que ya fue y desvalorizándose por no poseer la valentía necesaria de ese giro que debe hacer y caen desvalidos en el momento menos pensado.

Hay sujetos que después de haber guiado su vida profesional y privada en una sola dirección, no pueden encontrar el camino y en vez de aceptar el cambio con alegría reaccionan con abatimiento y tristeza. Sienten que no son necesarios y no aceptan que otras personas puedan ocupar su lugar, porque creen en su interior ser indispensables.

Las personas deben pensar que: “Es hora de hacer balance y soltar lastre en vez de acumular otros nuevos”.

Toda persona afectada por la crisis de la mediana edad siente la invitación al CAMBIO que subyace en la calidad del tiempo.

REFLEXIONEMOS JUNTOS:

·     Debemos recordar siempre que es preciso saber cuándo se acaba una etapa en la vida y tener la convicción de enfrentar en forma positiva la nueva etapa que comienza.

·     Reflexionar que la vida esta para adelante y no para atrás.

·     Aprender a desprenderse para este nuevo comienzo, donde la mente si está equilibrada y positiva, encontrará la dirección adecuada para transitar en un nuevo sendero placentero.

Mercedes Davire de Llaver.


Etiquetas:




Click en la foto para ampliar.



















Desarrollo por Digital Bath