Literatura
Actualizado el 31 de Diciembre de 1969


Literatura: Estuvo en la Cárcel


Esta entrega es un relato corto, que cuenta las viejas mañas de la política y de algunos de sus hacedores y está basado en una historia real

Estuvo en la Cárcel

De Profesión Contador, le gustaba que le llamaran Profesor, aparte de su trabajo profesional ejercía como docente en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Cuyo.

Poseedor de una amplia trayectoria, respetado por sus colegas, temido por sus alumnos, era, según recuerdan uno de los más exigentes.

Una de sus frases preferidas era: "Entrar en Ciencias Económicas de la UNCuyo, cuesta mucho, pero más cuesta salir"

Desde hacía mucho tiempo era afiliado al Partido Demócrata, nunca le habían recompensado con algún cargo, para los que estaba más preparado que la mayoría de los paracaidistas que el único mérito que podían exhibir era los afiliados que decían poseer.

Se reunía regularmente con un grupo de colegas suyos, (la mayoría ex alumnos) reflexionaban sobre distintos temas y generalmente llegaban a la conclusión que si no aparecía gente con la trayectoria y la preparación adecuada la provincia no tendría futuro.

En una de esas reuniones llegaron a la conclusión que "El Profesor" debería intentar ser candidato, para jerarquizar las listas partidarias. Después de algunos sondeos y habiendo recepcionando sugerencias tomaron la decisión de recurrir a uno de los llamados dirigentes" este manejaba a un grupo de punteros.

Los punteros según los allegados al Profesor eran gente de baja estofa, con pasados difícil de recordar en lugares decentes. Uno de los colaboradores del contador le recordó que: "Colón para poder emprender la travesía que lo conduciría a estas tierras, tuvo que recurrir a presos, vagos, iletrados y cualquiera que tuviera un poco de ambición como integrantes de la tripulación"

El Profesor consideró adecuada la reflexión y anunció que hablaría con "El Turquito Dasmi", que no es santo de mi devoción, aclaró, pero tiene un grupo de personas que lo siguen, y dentro de toda esa gente es el que me parece menos malo.

La reunión entre el Turquito y el Profesor se desarrolló en un café del centro, ya que según Dasmi no era conveniente que los vieran juntos, también fijo como regla que se llamaran por los apellidos, consideraba que no era adecuado que se refirieran por los títulos o sobrenombres.

Después de pedirle ayuda El Profesor, de ahora en más Aguilar, al Turquito, de ahora en más Dasmi. y ponerse a disposición para lo que él deseara, le tocó el turno a Dasmi, que le solicitó el dinero correspondiente para pagar un asado a los punteros, de ahora en más Los Muchachos, donde les consultaría sobre la conveniencia de apoyarlo como candidato a Diputado.

La siguiente reunión se desarrolló en otro café y Dasmi le comunicó a Aguilar que en principio no habría problemas, el tema, dijo Dasmi, es que Los Muchachos pretendían que yo fuera el candidato a Diputado,

Aguilar le sugirió a Dasmi, que era conveniente que él lo acompañara como candidato a Concejal, así estando en el territorio podía mantener un contacto directo con los punteros, perdón con Los Muchachos.

Después de una intensa deliberación y de que Aguilar le diera más dinero para otro asado para Los Muchachos Dasmi se retiró con la propuesta para su grupo.

Al otro día se juntaron para ultimar detalles, se inició la reunión donde Dasmi le presentó una rendición de lo gastado en los dos asados, (cuentas claras conservan amistades, decía Dasmi), el segundo asado había costado un poco más caro, ya que se habían sumado otros muchachos que antes militaban con Miranda así que Aguilar le debió pagar los doscientos pesos que faltaban.

Con las cuentas al día, acordaron una reunión para noche, en el local que un correligionario le había facilitado a tal efecto, y que dicho sea de paso había que llevarle unos pesitos por la atención, cosa de no mostrar la hilacha como lo hacían los otros.    

En el transcurso de la tarde le advirtieron al Contador-Profesor, que Dasmi era un ventajero, que tuviera cuidado, no fuera a ser que se llevara una sorpresa. A lo que el Profesor respondió que el que se llevaría la sorpresa sería el Turquito ventajero.

La estrategia elaborada consistía en realizar una asamblea del "Grupo", (que luego competiría en la interna partidaria), En la primera parte el Profesor estaría en un café del vecindario y una vez que Dasmi propusiera y fundamentara la postulación, lo irían a buscar para avisarle de la misma. Luego se retiraría Dasmi al mismo café y cuando Aguilar aceptara la candidatura pediría que le dejaran a él proponer el candidato a primer Concejal, que por supuesto sería su circunstancial socio.

Hasta que se retiró Dasmi del local partidario, todo se había desarrollado según lo previsto. Aguilar había quedado conduciendo la reunión para satisfacción de sus seguidores. Mientras que en el café, impaciente, Dasmi mando a uno de sus Muchachos a ver que pasaba que se estaban demorando mucho en ir a buscarlo.

Agitado volvió su Muchacho y sólo dijo "Turco vamos que se pudrió todo"

Ya en el local Dasmi llamó aparte a Aguilar para preguntarle: ¿qué había pasado? recibió como respuesta que él había cumplido con el trato, pero que la gente no había aceptado la propuesta, incluso hable de sus antecedentes laborales..

FRAGMENTO DEL DISCURSO DE AGUILAR: Y quiero proponer a mi amigo Dasmi como candidato a primer concejal, es un hombre de amplia trayectoria, ayudó permanentemente a muchas personas, y lo único que alguno puede decir de él es que estuvo 3 años en la cárcel. Fue en ese momento que alguien interrumpió y manifestó que una persona con esos antecedentes no podía ser candidato del partido, por más que haya sido bueno ayudando a la gente y propuso otro candidato , el que fue aceptado de inmediato.

Al rato el Turquito con los antecedentes necesarios trataba de aclarar que si bien era verdad lo que dijo Aguilar que él estuvo 3 años en la cárcel, lo había hecho como subdirector no como preso. Pocos eran los que quedaban en el local, la mayoría habían ido a comer unas empanadas, invitados por el Profesor.

A los pocos días fueron las elecciones internas partidarias, el Contador-Profesor Aguilar, en algunas mesas no saco ni siquiera el voto de los fiscales, que habían sido los muchachos de Dasmi, y que hasta ese día trabajaron para él.

Extraído de Relatos de la vida cotidiana de Silvano González

 


Etiquetas:




Click en la foto para ampliar.

























Desarrollo por Digital Bath