Galeria
Actualizado el 31 de Diciembre de 1969


Secretos de Vida: DECISIONES


No sigas huellas ajenas…..

Hay decisiones fáciles y rápidas de tomar y hay otras que cuesta decidirse a realizarlas, porque se entrecruzan relaciones, sentimientos, risas, lágrimas, sueños compartidos, anhelos truncados, objetivos no cumplidos, promesas olvidadas, impidiendo ese cambio que involucra una decisión definitiva de un algo o con un alguien.

La decisión más difícil es la que debe enfrentar una pareja en los momentos de conflictos no resueltos, no conversados en el diario vivir, terminando en crisis sin retorno.

Vuelan los recuerdos buenos y malos, alegres o tristes, donde se entrecruzan emociones y sentimientos, que se van transformando en añoranzas.

Es una avenida de ida y vuelta, donde la mente es una rueda que gira constantemente y las preguntas impiden detener esa rueda en la respuesta que se busca…

¿Qué debería haber hecho?

¿Qué hago?...

¿Qué debería hacer?...

En estas preguntas se une pasado, presente y futuro.

¿QUÉ DEBERÍA HABER HECHO?

Dejar en el olvido la palabra “DEBERÍA”, porque indica un pasado inmodificable que ya pasó, pero si fue un error aceptado, colócalo en el presente para no volver a cometerlo.

¿QUÉ HAGO?...

Lo que dictamine tu YO interior, tu fuerza vital, tu equilibrio emocional pensante, siendo fuerte, válida, decidida en tu decisión, porque es un momento donde debes ser tu misma.

¿QUÉ DEBERÍA HACER?...

No repitas la palabra “debería”, porque significa que eres dependiente de algo o de alguien, reemplaza por “quiero”, donde demuestras ser un ser libre, decidido, seguro para diseñar tu propia vida.

Antes de tomar una decisión concéntrate en las cuatro mágicas palabras: Pensar, Analizar, Reflexionar, Accionar.

Pensar: Los momentos malos compartidos.

Analizar: Si fuiste feliz, si eres feliz y si serás feliz sin Él.

Reflexionar: Si eres capaz de perdonar errores y admitir los propios.

Cuando en la soledad de tus charlas internas, puedas contestar éstos pensamientos y estés segura de tu autoanálisis, es el momento de aplicar la cuarta palabra: ACCIONAR…

Accionar, en la toma de decisiones definitivas, es un proceso lento, difícil y angustioso, donde es solamente la persona la encargada de diseñar ese presente tan confuso por el que está atravesando.

El camino es largo o corto, pero es más fácil caminarlo con la felicidad que como ser humano merece, que transitarlo en la oscuridad de la nada.

No escuches voces externas, solo escucha tu voz interior, tu propio YO, porque sólo TÚ eres responsable de tus propias decisiones.

¿PORQUÉ CUESTA TANTO TOMAR DECISIONES?

Porque, al decidir, la persona tiene en su mente una lluvia de pensamientos, mezclándose el pasado, presente y futuro. Los propios deseos, los que piensa que desearían otros, el miedo a equivocarse y luego arrepentirse, el temor al rechazo de los demás por hacer lo contrario de lo que otros esperan de uno, el temor al fracaso.

Este es el comienzo de los temores para decidir y el miedo es el mayor enemigo de la persona.

Al miedoso no hay nada que lo haga sentir seguro y siempre busca la aprobación afuera, y si alguien le advierte su error, queda estático en la toma de decisiones porque el temor a sufrir es más fuerte que el mismo.

Hay términos claros y conceptos precisos del porqué cuesta tanto la toma de decisiones definitivas: miedo, temor, cobardía, culpas, remordimientos, desvalorización, responsabilidad.

Este grupo de siete palabras demuestra que las personas dubitativas carecen de fuerza vital y el equilibrio ecuánime y cognitivo para ser responsable de sus propias decisiones.

Puede ser una hipótesis, que, en algún momento del pasado algo la hirió destruyendo su autoestima y sea la causa de su inseguridad.

Otra hipótesis puede ser que se acostumbró a ser dependiente y esto la inhibe para ser auténtica y decidida.

Analizar y reflexionar.

La falta de confianza en sí mismo es el peor enemigo para convivir, razón por la cual es importante conocer el YO interior para saber las falencias propias y poder enmendarlas, tenerse confianza, hacer y ser lo que quiere ser, sin depender de los demás, poseer la libertad de pensamientos y acciones, porque, como seres humanos se debe defender la propia libertad en el pensar, analizar, reflexionar y accionar.

La felicidad está dentro de ti. BÚSCALA…

Cuida tu mente, eres un SER pensante.

El cuerpo manifiesta, lo que la boca calla.

Mercedes Davire de Llaver.

PARA ADQUIRIR EL LIBRO “SECRETOS DE VIDA” DIRIGIRSE A LOS SIGUIENTES PUNTOS DE VENTA:

Rubén Calanoce. Distribuidor. Teléfono: 261 5071165

“El Rafa”. Lavalle 431, San Martín. Teléfono: 4423701

“Ekos New Librería”. 25 de Mayo 216, San Martín.

“Las Bóvedas”. Tomás Thomas 753 esq. Fader, San Martín.

Librería “Delia”. Alem 1425, Tunuyán.

“Arte” Librería. San Martín y Rivadavia, Vista Flores, Tunuyán.

Librería “Centro”. San Martín 222, La Consulta.

Librería “Lavalle”. Lavalle 369, San Carlos.

Librería “Providencia”. Pedro Molina 35, Mendoza.

“La Librería”. Anzorena 111, Rivadavia. Teléfono: 4442987

Salón unisex “Vendimia”. San Isidro 1082, Rivadavia. Teléfonos: 4443755


Etiquetas:




Click en la foto para ampliar.



















Desarrollo por Digital Bath