Más noticias | Economía
Actualizado el Sabado 18 de Marzo de 2017


Productores de Vino Casero Cuestionan Medidas del INV


Piden que alguien con capacidad de gestión, tome el guante antes de que el desierto le gane al oasis.

APROEM, y la asociación de vinos caseros y productos artesanales del este, interpusieron un RECURSO DE AMPARO, para dejar sin efecto la norma del INV que establecía modificaciones a la anterior que regulaba la ELABORACIÓN DE VINOS CASEROS.

Los productores emitieron un comunicado donde reclaman que el Instituto Nacional de Vitivinicultura modifique una serie de disposiciones que impediría a unos 200 continuar con la actividad que hasta el momento vienen desarrollando.

El Comunicado

Estamos dispuestos a dar batalla en este y otros temas, a todo lo que atente contra nuestra fuente de trabajo. Si bien estamos en tratativas con el INV a través de desarrollo económico de todos los departamentos del Este, no conseguimos hasta el día viernes, que vencía el plazo para ejercer esta medida, que se dejará sin efecto. Esperamos igualmente que el Instituto entienda que debemos trabajar en conjunto para lograr los objetivos que podamos plantearnos, y el gobierno esté dispuesto a poner a disposición los recursos financieros necesarios a tal fin.

Así Durante este año podremos encarar los cambios necesarios en la medida de las posibilidades concretas de un sector convencido de que la calidad de los vinos si o si debe ser la adecuada para la comercialización y mucho más alta, como lo está haciendo, que le permite posicionarse en un crecimiento sostenido Cuando el consumo en general está bajando.

Alrededor de 500 elaboradores en el Este de los cuales se encuentran activos más de 220, se han visto afectados por esta medida que esperamos suspendan en el corto plazo.

En una industria que viene oprimiendo al sector productivo con abusos en el precio y formas de pago durante 5 años seguidos, aumentando el precio solo cuando lograron llevar al quebranto al sector por la falta de rentabilidad sostenida, lamentando así pérdidas en la producción en los últimos dos años, al punto tal de constituir las dos cosechas más bajas de los últimos 60 años.

Los números son contundentes cuando vemos también que la cantidad de hectáreas declaradas en producción en el INV también vienen en baja constante, a pesar de que las grandes empresas siguen plantando y aumentando su capacidad productiva, confirmando la concentración económica y de tierras que venimos denunciando hacía varios años.

También los números hablan cuando advertimos que el consumo per cápita baja, disminuyendo la comercialización en alrededor de 15 % si tomamos enero a enero 2016/2017

Menos consumo, precios altísimos en góndola y restaurantes, menos producción, menos productores, significa ir a un camino de vitivinicultura de elite. Al mismo tiempo que se pierden fuentes de trabajo y aumenta la pobreza.

Nos asusta empezar a escuchar discursos en los que se vuelve atrás con los diagnósticos y los reclamos. Tipo de cambio, tecnificación, productividad. Achacarle al sector productivo o elaborador pequeño y mediano la responsabilidad del desastre al que hemos llegado, es no querer hacer diagnósticos profundos, seguir escondiendo la cabeza bajo instituciones que no consiguieron los objetivos planteados.

Frente a este panorama será necesario que alguien con capacidad de gestión, tome el guante antes de que el desierto le gane al oasis.

Por nuestra parte recurriremos a todos los recursos legales a nuestro alcance para defender el trabajo genuino de nuestros productores, avasallados por culturas más vinculadas negocio financiero y la especulación, al subsidio y cortoplacismo, que al fomento de lo que culturalmente fue nuestra amada vitivinicultura: trabajo, esfuerzo y esperanza de miles de productores.


Etiquetas:




Click en la foto para ampliar.























Desarrollo por Digital Bath