Más noticias | Galeria
Actualizado el 31 de Diciembre de 1969


Secretos de Vida ¿Me ama o me manipula?


Con intuición y sabiduría aprenderás a desprenderte de quien te hace daño y a valorar a quien realmente te Ama.

En la pareja, ¿cuántas veces se piensa o comenta esta frase? Al comienzo se cubren situaciones con un manto de incertidumbre, creyendo que su pareja actúa de esa forma por excesivo amor. Pasa el tiempo, se callan dolores, humillaciones, injusticias, ingratitudes, agresiones psicológicas y sin darse cuenta la mujer queda encerrada dentro de ese manto de llantos silenciosos, angustias, al descubrir los tantos porqués de nublan su andar.

¿Cómo es el manipulador de sentimientos?

Son personas astutas y muy hábiles que van enredando pequeños y absurdos problemas imaginarios, tomando el papel de víctima ofendida para crear cargos de culpabilidad a su pareja y pueda escuchar lo que él quiere oír. Perdóname, yo tengo la culpa/ Perdón, vos tenés razón/ etc… etc… No les interesa el conflicto, sólo quieren ser omnipotentes y tener siempre la razón. El manipulador comienza actuar sobre los sentimientos porque juega con las sensaciones de ansiedad y angustia de su pareja. Estudia a las personas en busca de la debilidad, codependencia, la mujer que acepta todo por su soledad o aquellas que callan sus humillaciones al desconocer el significado del NO. De a poco va aislando a su presa del entorno familiar, social y laboral, queriéndola acompañar a todos los lugares, tratando siempre de coartar la libertad de ella. Ella piensa: “Me ama tanto que no puede estar sin mí…” Pensamiento fallido. No lo hace por amor, sino por el interés de que no se comunique con nadie que pueda advertir esta situación. Pasa el tiempo y se da cuenta que ese acoso psicológico la está ahogando y exterminando emocionalmente.

El manipulador es siempre gentil, jovial, cariñoso, ofrece regalos y salidas oportunas porque su mente es más veloz de lo normal. Nunca agrede ni amenaza, sólo conquista disimulando un amor que no siente. Por lo general buscan una pareja superior a ellos en el área cultural o económico para disfrutar de lo que no son capaces de obtener. Calcula los tiempos, espacios, emociones y sentimientos de su pareja, teniendo más habilidad que sabiduría para actuar en el momento preciso, logrando el poder sobre esos sentimientos que conoce y ya están instalados en su pareja. Comienza a dañarla verbalmente, por cualquier motivo se ofende, culpándola en cada hecho, sabiendo que ella por temor a perderlo va callando su dolor. Si se le pide explicación de algo lo minimiza, siendo imposible que admita su error, ya que los equívocos son siempre de ella para llenarla de culpas. El manipulador envidia y goza haciendo sufrir. Exige que esté en todo momento para satisfacer sus necesidades, pero nunca estará cuando la pareja lo necesite.

No encontraremos manipuladores solamente en la pareja, sino también en el área laboral, social, económica y familiar.

1-      En la pareja también hay otro enfoque del manipulador, el que nunca encuentra trabajo, dependiendo del dinero de ella, que es consciente que lo obtendrá. Disimula enfermedades, depresiones, estados nerviosos, consiguiendo que ella corra a los médicos, remedios, ingestas adecuadas, actuando de una forma perfecta, victimizándose como él lo planificó para eludir el trabajo y responsabilidades. Nunca pide, porque se las ingenia para obtener lo que en su mente planificó.

2-      En el área laboral, el manipulador hace de su vida un teatro de ficción, convirtiendo su imaginación en enfermedades, manipulando a su jefe, creando historias creíbles para los demás.

3-      En el área social encuentra siempre al amigo al que manipula con astucia, sacando ventajas en todo momento, ya que su esencia es mentir y vivir actuando.

4-      En el área familiar, los hijos, en determinadas ocasiones manipulan a los padres con sus berrinches y altibajos anímicos para obtener siempre más de lo adquirido, principalmente en la adolescencia y juventud. Hay jóvenes que no desean estudiar ni trabajar, dando excusas explícitas de no encontrar trabajo, o que el sueldo no es apropiado, pasando meses, años, en la misma actitud porque tienen la convicción que obtendrán de los padres lo que ellos no consiguieron nunca por su desidia, sumergidos en la comodidad y carencia de progreso.

5-      El otro lado de la moneda…, los padres que manipulan el amor de los hijos, ofreciéndoles más de lo que pueden para conquistar su cariño, sin advertir que ellos requieren más afectos y comprensión que cosas materiales. Se agudiza este problema en los padres separados, que cada uno tira de una cuerda para ganarle al otro, dañando a esos seres que no saben cuál es más fuerte para aferrarse de ella, y van balanceándose sin comprender esa manipulación.

Las personas que se encuentran en situaciones similares, deben tomar consciencia, que la vida es corta y no vale la pena sufrir con un compañero manipulador. La mujer, ante una situación similar piensa: a) Lo amo. b) Imposible dejarlo por los hijos. c) Situación económica. d) Miedo. e) Cobardía. f) Esperanza a un cambio. g) Posponer decisiones por temor al cambio. h) No soportar la soledad. Y tantos etcéteras que se van acumulando en el tiempo, sin advertir que “el cuerpo manifiesta lo que la boca calla”. Las enfermedades aparecen, las lágrimas se agotan, la angustia desespera, la tristeza oscurece el rostro, quedando sumergida en la nada, sin fuerzas de continuar callando.

Se debe tomar consciencia que Dios nos regala cada día para tratar de ser felices y poseer fuerzas para realizar un cambio cuando sea necesario. Tener presente que los hijos no merecen ver, escuchar o sentir llorar en silencio el mal trato de un manipulador.

Para Pensar… Analizar… Reflexionar… sobre el tema de hoy: el Manipulador.

  • No te sacrifiques por ser amable de más, no te denigres ni muestres ser víctima de las personas que te manipulan.
  • Asume la dirección de tu vida y no permitas que tu pareja tome decisiones por ti.
  • Tus propias decisiones son las que te llevarán a convertirte en una persona manipuladora o no, feliz o envuelta en tu propio llanto.
  • Sé tú misma la que controle el camino a recorrer.
  • El estado emocional desequilibrado consume energía y termina en angustia, tristeza y enfermedades psicosomáticas.
  • No confíes en el cambio de un manipulador, sólo lo hará por breve tiempo, ya que su esencia está incorporada en su ser. 

Mercedes Davire de Llaver

Selección de imágenes Carlos Fuertes


Etiquetas:




Click en la foto para ampliar.























Desarrollo por Digital Bath