Más noticias | Institucionales
Actualizado el Domingo 11 de Febrero de 2018


Apremios: Irrigación Capacitó a Recaudadores, Abogados y Oficiales de Justicia


Irrigación reunió a estos profesionales para actualizarlos en los cambios sustanciales a partir de la entrada en vigencia de la ley provincial 9001, el Código de Procedimientos Civiles y Tributarios, y que impactan en la Gestión de Apremios de Irrigación.

Desde comienzos de febrero entró en vigencia la ley 9001 que legisla sobre el Código de Procedimientos Civil y Tributario, por ello en Irrigación se llevó a cabo una reunión para actualizar a todos los profesionales involucrados en el sector Apremios, para ponerlos en conocimiento sobre los nuevos cambios que se avecinan. La reunión estuvo encabezada por la Secretaria de Gestión Institucional, Marcela Andino, el Secretario del HTA, Leonardo Muzzino y la Directora de Asuntos Legales Gladys Rogero y estuvieron presentes recaudadores, oficiales de justicia y abogados de Irrigación, de todas las cuencas.

"La nueva ley incorpora modificaciones sustanciales respecto del Código de Procedimiento anterior y el Código Fiscal por el cual nos regíamos, ya que elimina etapas fundamentales o las cambia de lugar, por ello tendremos que realizar cambios del sistema informático previendo mantener lo que teníamos ya que las causas anteriores al 1º de febrero de 2018 se seguirán rigiendo por el código anterior, y adaptarnos a la nueva realidad para las nuevas causas", aseguró el abogado Humberto Miranda, Jefe de División Verificación y Créditos y Asesor de Apremio.

"En esta reunión capacitamos y pusimos en conocimiento a recaudadores los cambios que tendrá la nueva ley, les explicamos el proceso en los cambios: ahora habrá una sentencia de un juez antes que se le dé posibilidad de defensa". Es que antes se les notificaba a los deudores con una boleta administrativa y si no pagaban con esta se les iniciaba la demanda, luego se les notificaba el mandamiento de embargo e inhibición y se les daba derecho a defensa en un plazo de seis días y luego se procedía a la condena.

"Ahora con la boleta de deuda Irrigación inicia la demanda y el juez la revisa, verifica que no tenga errores y que esté bien realizada la notificación y dicta una sentencia monitoria en un plazo de 5 días. Es decir se agiliza el procedimiento. El regante tiene un plazo de 5 días para poner defensa y si no lo hace se termina el juicio y la parte que demanda puede avanzar y continuar con el procedimiento, rematar o inhibir o lo que se realizar habitualmente", sostuvo Miranda.

"Era necesario que tuviéramos esta reunión de carácter interno y pudimos estar todos presentes para intercambiar opiniones en torno a estos cambios que se avecinan", finalizó.


Etiquetas:




Click en la foto para ampliar.





















Desarrollo de Pizza Pixel