Más noticias | Sociedad
Actualizado el 31 de Diciembre de 1969


Secretos de Vida: ¿Podemos estar alegres y ser felices?


¿Vale la pena estropear el Hoy, no poder ser feliz, por los daños del ayer?

La alegría es una emoción colectiva, a diferencia de la felicidad, que es individual porque está dentro del ser. Se puede estar alegre sin ser feliz. Por ejemplo, al ir a una fiesta contagiándose del entorno, pero, en el interior se guarda la preocupación o conflicto que se antepone a sentirse feliz. O a la inversa, haber cumplido los objetivos trazados, percibiendo la integridad de sentirse feliz, pero al concurrir a algún lugar o participar de un hecho se apagó la alegría del momento. Es muy difícil unir ambas emociones y más complicado es continuar con ambas a la vez.

¿Qué es la felicidad?

Es un estado de plenitud, paz, armonía interior. Conformarse con lo que uno tiene y aprender a ser agradecido. También esta emoción es transitoria ya que siempre existe una preocupación o problema interno o externo que traspasa sentirse con eximia felicidad. El secreto para lograr sentirse feliz es centrarse en lo que uno tiene, sin desear, envidiar o codiciar lo que no se tiene. En la vida, los momentos están llenos de contrastes y se necesita aprender a caminar con lo luminoso y oscuro del camino, ser fuerte, con voluntad, de que cada obstáculo no estropee el estado interior y la alegría momentánea. La felicidad completa no existe ni debemos aspirar a lograrla, porque siempre existen semillas de dudas, incertidumbres, recuerdos, llantos escondidos, queriendo disimular esa plenitud inexistente, mintiéndose a uno mismo.

El mayor factor que altera la felicidad es el sentir culpas que se guardan por algo del pasado, acompañada siempre por el miedo y la vergüenza que se descubra, porque quedaron escondidas en el inconsciente fluyendo constantemente al consciente, perjudicando a la persona e impidiéndole encontrar la felicidad que anhela. La culpa es tan dañina interiormente como el rencor, que puede avanzar premeditando una venganza. Reconocer ser culpable de algo es la mejor medicina para concientizarse en no volver a reincidir en el error cometido. El Yo Interior o conciencia, debe ser limpiando constantemente para lograr ser feliz. El ser humano siempre está conectado con lo externo, olvidando la conexión con el interior para lograr ese estado de paz y armonía que necesita. El entorno nocivo estropea la parte cognitiva del Ser, envolviendo a la persona en preocupaciones y conflictos que se adhieren al interior, cubriendo la mente con un manto que opaca esa felicidad que se cree tener.

En vez de preocuparnos sobre qué nos falta o qué nos puede pasar, debemos pensar porqué cosas estamos agradecidos. En una investigación del estudio longitudinal en Harvard, se descubrió que la gimnasia reduce el estrés y el 78% de las personas más felices dicen que la ejercitan tres veces por semana. Entrenar el cuerpo sirve para entrenar y limpiar la mente. Un cerebro infeliz es un cerebro menos inteligente, creativo y productivo, porque sentirse feliz es un factor de protección contra enfermedades de diversa índole. Los niveles más altos de emociones positivas se asocian a mermar la ansiedad, depresión, estrés, evitando las enfermedades psicosomáticas, donde la mente trabaja con las emociones negativas que alteran el bienestar cotidiano. Las personas, cuando se sienten bien, se enferman menos, viven más y con mejor calidad de vida.

¿Por qué no somos felices?

Las personas no encuentran la felicidad porque siempre están esperando que ocurran cosas que al final no suceden, aspiran al más sin pensar que debe prevalecer el Ser, antes que el Tener. Sujetos que buscan o sueñan en su mente con films imaginarios irrealizables convirtiendo su interior en una utopía que altera el Yo, dejando huellas de tristeza, desilusión al enfrentarse con la realidad.

Para pensar, Analizar, y Reflexionar…

  • Conformarse con lo que se tiene sin angustiarse por lo que falta.
  • Registrar y valorar lo positivo del día, y no lo negativo.
  • Regular los estados emotivos del momento, según con los ojos que se miren las cosas o el oído con que se escuchen.
  • En la vida nunca se termina de aprender, porque creemos saber lo que no sabemos, reflexionando que no entendemos lo que creíamos entender.
  • La vida a veces es fácil y otras muy difícil. Nos gusta maximizar problemas, preocupaciones, hechos, gestos, que quizás no son tan importantes como pensamos que son.
  • La felicidad está dentro de ti. Búscala.
  • Cuida tu mente, obedece cuando te indica: - Detente.

Mercedes Davire de Llaver

Selección de imágenes: Carlos Fuertes


Etiquetas:



Comentarios

Usuario Contraseña
Mensaje



Click en la foto para ampliar.





















Desarrollo de Pizza Pixel