Más noticias | Sociedad
Actualizado el 31 de Diciembre de 1969


Secretos de Vida: Amores Prohibidos


¿Puedo o debo luchar por ser feliz?

El amor es imposible frenarlo. Llega, se instala y se incorpora dentro del ser. El amor está…

Minutos robados, escapadas furtivas, emociones incontrolables, culpas escondidas, ojos brillantes, temblores de manos, corazón que se agita. Sólo se piensa en el encuentro, no interesa el tiempo, no importa la distancia, sólo se anhela detener el reloj para que los ojos hablen y el alma se impregne de amor. Ese amor crece y con las separaciones el corazón sufre y el llanto inunda los ojos. Se quiere volver atrás, vivir sin culpas, mirar la vida de frente, pero… es tarde. Es una luz interna que nadie la puede apagar, porque la ilusión es el próximo encuentro. Dar, en ese momento, toda la integridad del Ser para lograr ser felices de a dos.

El reloj avanza, se acelera llegando la hora de la angustia, la separación… La felicidad de esos momentos robados se apaga y comienzan los ojos y el alma también, a cerrarse. En el instante del propio dolor, de volver con las manos vacías, deseando la soledad del cuarto para poder pensar. Las ataduras duelen, los valores decaen, es un círculo que comienza con alegría y se cierra con tristeza.

¿Avanzar o retroceder?

Se arman situaciones imaginarias y se desarman al ver la realidad. Un abanico de preguntas angustian la mente, a veces hay respuestas y a veces no las hay, la vida continúa y la ansiedad se acrecienta. Si no hay respuestas, se decide a continuar en ese doble camino, acompañado de lágrimas, alegrías y tristezas, conformando el alma con las horas robadas. Si se consiguen respuestas, es el momento de decidir el cambio y abrirse a un nuevo camino. Lo mismo se ama en silencio porque son dos almas que están unidas y selladas en el más allá.

 

Infidelidad ¿Por qué?

Por instinto, deseos, fantasías, anhelo de ser escuchada, mimada, valorada, novedad, ansiedad por lo desconocido, comparación, venganza, sentirse deseada, escuchar halagos olvidados, desear descubrir el Yo oprimido, volver a la juventud, divertirse en ser lo que deseó ser… Correr y volar… Soñar y desear. Diferentes caminos y sensaciones que conducen a la infelicidad, que comienza con una ilusión hasta transformarse en una desilusión.

¿Qué persona infiel es feliz?

¿Quién alcanza esa sublime felicidad al ser infiel? Aparecen culpas, miedos, vergüenzas, arrepentimientos, temores que se van maximizando al llegar al film real.

Arrepentimientos y culpas

Alegrías y tristezas

Risas y llantos

Manos vacías

Corazón herido

Mentiras y sinsabores

Ilusiones deshechas

Desilusiones amargas…

Innumerables emociones encontradas, acumulándose en infinitas preguntas, un camino con difícil retorno y una llaga profunda cuando se descubren las respuestas de esos tantos porqués…

Pensar, analizar, reflexionar…

  • La felicidad no es un acto natural, sino el producto de una decisión que, a veces, se sostiene con gran esfuerzo.

                                 Gabriel Rolón.

  • El amor y el deseo no son las mismas cosas.
  • El valor de la familia es prioridad del Ser Humano.

Mercedes Davire de Llaver

Selección de imágenes: Carlos Fuertes


Etiquetas:



Comentarios

Usuario Contraseña
Mensaje



Click en la foto para ampliar.





















Desarrollo de Pizza Pixel