Más noticias | Sociedad
Actualizado el 31 de Diciembre de 1969


Secretos de Vida: Estrés Cotidiano y Acumulativo


El cerebro capta el hecho o conflicto. La mente elabora ese hecho. El pensamiento lo ejecuta mediante la acción.

La mente es un motor en continuo movimiento, elaborando films imaginarios, proyectos, conflictos no resueltos, mezclando emociones positivas y negativas, demostrando que nunca descansa.

Estos pensamientos significan acción, si no ha sido pensado, analizado y reflexionado cada acto, se convierte la acción en impulsos compulsivos, que pueden terminar en arrepentimientos.

Se desea realizar diez cosas al mismo tiempo, a toda prisa, llegando al final del día sin terminar nada concreto, y la angustia de sentirse frustrada al no lograr lo que se propuso realizar. Hay una mezcla de ansiedad y angustia al pensar: “Lo voy a hacer” y “No logré hacerlo todo”, terminando en un estrés acumulativo que juegan con la salud física. Hay que aprender a no querer abrazar al mundo porque es muy grande y los brazos son pequeños, tropezando en el andar y a veces las caídas son difíciles de superar. Antes de accionar se debe pensar, analizar y luego actuar para que sea con precisión y seguridad. Las personas ansiosas quieren ganarle al tiempo sin pensar.

Herramientas para utilizar

1-    Controla tus actos. Camina pero, no corras, porque en ese andar apresurado, abandonas las vivencias cotidianas y a personas valiosas que luego te arrepentirás de no haber disfrutado.

2-    Ordena por prioridades tu día, teniendo siempre presente que tu salud vale más que esas diez cosas que deseas hacer al mismo tiempo.

3-    Si realizas cinco actividades, no pienses que eres perezosa, si no que eres precavida y que valoras la vida, manteniendo el equilibrio justo entre mente-corazón- cuerpo.

4-    Piensa que para tu familia, tiene más valor una sonrisa des-estresada a un rostro estresado.

5-    Dedícate momentos del día para ti misma y la paz brillará en tus ojos y en tu andar.

Origen del estrés

Las personas que no utilizan las herramientas mencionadas, comienzan un estado confuso, disperso, mezclando emociones, preocupaciones, problemas a resolver, desgaste físico y mental caminando en línea recta a padecer el estrés que no es momentánea, sino acumulativo. Es una cadena que se va formando, cada eslabón representa el principio de una enfermedad, que puede ser psicosomática o real, y las repetitivas visitas a los médicos que, a veces, no encuentran en los estudios realizados el origen de estas dolencias, llegando a la conclusión final: Estrés.

Consecuencias del estrés

  • Ansiedad
  • Angustia
  • Estados nerviosos
  • Emociones cruzadas
  • Dolor de cabeza
  • Asma
  • Problemas intestinales
  • Dolores de espalda
  • Cervicales
  • Cáncer
  • Problemas cardiovasculares
  • hipertensión

Síntomas psíquicos 

Inquietud, desasosiego, desorganización en el pensamiento, fuga de ideas, disminución intelectual, atención dispersa, ansiedad, angustia, desequilibrio emocional.

Síntomas de conducta

Imposibilidad para relajarse, tensión muscular, caminar sin rumbo, irritabilidad, excitación, carácter agresivo, crisis conyugales. Estos múltiples síntomas son un comienzo de alerta para el estrés, que se advierte al comienzo y se desconocen las consecuencias finales. La mente ejerció un poder superior que se manifiesta orgánicamente y contagia a la familia con su estado nervioso, alterando el equilibrio familiar. El corazón y cuerpo poseen capacidad para soportar de vez en cuando un alto nivel de tensión, pero no está preparado para enfrentarlo en forma continua.

Las personas estresadas ¿Siempre actúan igual?

Cada ser es único, diferente en su personalidad y reacciona distinto ante la vida, razón por la cual, la persona debe evaluar lo que siente y el comportamiento en determinadas situaciones, sabiendo respetar los límites que la mente y el organismo les pide. El corazón no habla… El cuerpo tampoco habla, pero manifiesta sus dolencias.

Consejos para una persona estresada

No creerse indispensable, aprendiendo a delegar tareas. Aumentar las horas de sueño, alternando trabajo con momentos de distracción, realizando caminatas, concurrir a un gimnasio, aprender a relajarse, permitiendo que la mente descanse, darse tiempo al encuentro con amigos, sabiendo disfrutar de la vida. Se debe tener presente que el hilo vital se rompe por el sitio más débil, comenzando con el propio organismo y rompiendo el triángulo Mente-Corazón-Cuerpo.

Reflexionar…

  • Aprender a vivir y no permitir que los sucesos cotidianos nos arrojen al costado del camino.
  • Cada persona posee dos motores en continuo movimiento. La mente es el motor psíquico y el corazón es el motor físico que determina el tiempo de nuestra existencia.

 

 Mercedes Davire de Llaver

Selección de imágenes: Carlos Fuertes


Etiquetas:



Comentarios

Usuario Contraseña
Mensaje



Click en la foto para ampliar.





















Desarrollo de Pizza Pixel