Más noticias | Sociedad
Actualizado el 31 de Diciembre de 1969


Secretos de Vida: Psicópata


¿Es loco, anormal o tiene un trastorno de la personalidad?

El psicópata posee una personalidad que, sin llegar a ser una enfermedad mental, es anormal. Existen varios niveles de esta patología y diferentes grados de manifestación, desde el criminal hasta una persona aparentemente integrada al núcleo social, laboral y familiar. Esto los hace especialmente peligrosos, ya que el otro, posible víctima, se encuentra más vulnerable, porque al no haber señales externas que alerten, no genera una actitud defensiva.

Características de un psicópata

La principal es la anestesia afectiva. No sienten culpas ni lástima, ellos no sufren, pero sí las personas de su entorno. Sólo los mueve su propio interés que es obtener dominio sobre su ambiente, disimulando amor, compasión, solidaridad, ternura, sentimientos de amistad, hasta conseguir sus objetivos. El máximo placer es anular la voluntad del otro para explotarlo, atacarlo, demostrando su superioridad y desprecio hacia la víctima en todas las áreas donde actúan, porque ésa es su esencia.

Algunos actúan en ciertos lugares más que en otros. Por ejemplo: incontrolables dentro del ámbito familiar, siendo para afuera personas encantadoras o viceversa. Nos encontramos con esa característica en el psicópata de 1er grado. El golpeador, abusador sexual en su entorno íntimo, hijos, hermanos, pareja, que para obtener más fuerzas, recurren a la bebida o drogas, o ambas cosas a la vez. Ellos atacan de esa forma, pero sin sentirse culpables, continuando con su violencia, pero no amenazan, ya que actúan en silencio. Atribuyen que dichos hechos son en defensa propia y si abusan sexualmente es porque fueron provocados y la víctima se sentía feliz porque le daba la satisfacción que buscaba.

En psicología se los ha denominado “loco moral” o “loco sin delirio”. Son conscientes entre el mal y el bien, pero ese concepto carece de importancia porque poseen la convicción que la víctima goza del placer de ser abusada.

¿Cómo se manifiestan?

  1. Locuacidad y encanto superficial.
  2. Autovaloración exagerada y arrogancia.
  3. Ausencia total de remordimientos o culpas.
  4. Manipulación ajena, utilizando el engaño y la mentira.
  5. Ausencia de empatía.
  6. Problemas de conducta desde la infancia.
  7. Impulsividad en sus actos.
  8. Auto control desequilibrado.
  9. Conducta sexual promiscua.
  10. Relaciones amorosas de corta duración.
  11. Agresivo, caprichoso, dulce y amable.
  12. Conductas delictivas.

Estos rasgos son inflexibles y crónicos, no son modificables, pueden ser controlados a través de un tratamiento psiquiátrico nivelando su estado, y ser atendido desde temprana edad.

¿Todos los hombres golpeadores y abusadores sexuales son psicópatas?

Existe una diferencia abismal entre ellos. El golpeador o el que padece de disfunciones sexuales, realiza el hecho y un 80% luego se arrepiente, llora, se siente culposo en su interior, promete un cambio, pero… al poco tiempo vuelve a repetir las mismas escenas. Son personas que padecen otros trastornos de la personalidad, que con un tratamiento psiquiátrico-psicológico con terapias cognitivas conductuales pueden mejorar el estado desequilibrado, enfermizo y emotivo.

El psicópata jamás se arrepiente, porque su dicha interior es hacer sufrir al prójimo.

¿El secuestrador es siempre u psicópata?

Hay que observar, analizar las diferentes situaciones, profundizando en un detalle preponderante que da la convicción a la pregunta efectuada y a veces, pasa inadvertido. Los secuestradores que piden rescate, sólo les interesa el dinero. En ese caso no es psicópata.

El que lo hace sin ese interés, manifiesta su psicopatía porque su objetivo es gozar con el sufrimiento de la víctima: matar, torturar, vejar, abusar, ver sangre los excita, llegando a la eyaculación con un goce infinito.

¿Cuál es el grado más grande de un psicópata?

Es el que presenta conductas delictivas. Mata por el hecho de matar. Abusa disfrutando los llantos de su víctima. Son sujetos con conductas normales dentro de la sociedad con una psicopatía cerebral sin solución.

Actualmente, las investigaciones sobre el tema van avanzando rápidamente. La neurociencia está realizando avances específicos para determinar su origen mediante tomografías por emisión de positrones que permiten advertir, leer la actividad del cerebro ante determinados estímulos.

Los estímulos relacionados con las capacidades de empatía se encuentran ausentes en el lóbulo frontal del cerebro en los psicópatas. El lóbulo pre frontal es la sede de los mecanismos del razonamiento moral que se halla inactiva o desprendida de las redes conectadas al mismo, descubriendo un déficit en las facultades cognitivas.

Estos son estudios avanzados y muy valiosos para determinar con precisión este problema psicopático. En la película “El Ángel” (estrenada en la actualidad) se exhibe este episodio, conectando a la persona en las redes internas del cerebro.

No se puede considerar a todos los psicópatas por igual. Se asocia al psicópata con la violencia continua y no es así, ya que son enfermos que carecen del control emocional, pasando de la sonrisa y ser muy queridos, a la violencia repentina o premeditada por una venganza. No existe para ellos lo normal y anormal. Son conscientes de sus actos pero les es imposible manejar sus sentimientos. Puede originarse por factores genéticos, ambientales, malos tratos o abusos infantiles, padres alcohólicos o adictos a la droga.

Estos sujetos existen y se muestran en sociedad, y quizás caminamos junto a ellos sin advertir quienes son.

Admiro a la Licenciada en psiquiatría, la Doctora Ana Barbosa Silva, de nacionalidad brasilera, especializada en Psicopatía, quien expone en su libro “Mentes peligrosas”, que no atiende a los psicópatas, sino a los familiares directos o amistades del entorno, porque los considera mentes peligrosas con una patología incurable.

Opiniones de la Dra. Ana Barbosa Silva:

  • Existe una fracción minoritaria de los psicópatas, que muestran una insensibilidad tan profunda que sus conductas criminales pueden llegar a la máxima perversidad.
  • Es más sensato ayudar a las víctimas de ellos, que a ellos mismos.
  • No intenten cambiar lo que no puede ser cambiado.
  • El loco es siempre loco, el psicópata es consciente de lo que quiere.

Hay otros trastornos de la personalidad que pueden recuperarse con un tratamiento tridimensional:

1-Psiquiatría (medicación)

2-Psicología 1er Etapa (terapia individual)

3-Terapia 2da Etapa (grupal)

Trastornos diversos: Paranoide – Esquizoide – Antisocial – Bordeline o límite – Histriónico – Narcisista – Obsesivo compulsivo – entre otros, pueden ser recuperados, excepto el psicópata.

Para analizar: ¿Conozco a las personas de mi entorno? 

Ensayo escrito por: Mercedes Davire de Llaver

Selección de imágenes: Carlos Fuertes


Etiquetas:



Comentarios

Usuario Contraseña
Mensaje



Click en la foto para ampliar.





















Desarrollo de Pizza Pixel