Más noticias | Galeria
Actualizado el 31 de Diciembre de 1969


Secretos de Vida: El Estrés


El corazón no habla, pero percibe el estrés. El cuerpo manifiesta sus dolencias.

El estrés es uno de los estados más frecuentes en la era moderna, debido al accionar apresurado que se vive y lo padece el 80 % de la población.

Cuando la persona está tensionada en forma excesiva permanentemente, con infinitos problemas sin resolver, que por su ansiedad maximiza los hechos, agotando sus energías, el organismo responde con un agotamiento y la mente se sumerge en estados de nerviosismo, produciendo un desequilibrio emocional incontrolable que es el inicio del tan temido estrés. Es acumulativo, son eslabones que forman una cadena de incertidumbres, ansiedades y angustias, que al comienzo nos advierten que la luz roja del semáforo interno está prendida. Recurrentes dolencias inusuales donde las visitas a diferentes profesionales determinan que están originados por el estrés.

Síntomas del estrés

Síntomas físicos: taquicardia, hipertensión arterial, insomnio, temblores, excitación general.

Síntomas psíquicos: inquietud, desasosiego, desorganización en el pensamiento, fuga de ideas, disminución intelectual, atención dispersa, ansiedad, angustia.

Síntomas de conducta: imposibilidad para relajarse, tensión muscular, caminar sin rumbo, irritabilidad, excitación carácter agresivo, irascibilidad, momentos eufóricos o decaimiento.

Estos síntomas son un comienzo de alerta que si no se atiende a tiempo puede tener consecuencias alarmantes.

La mente al estar dañada, da pie a las enfermedades psicosomáticas, donde la persona siente sus dolencias en forma real, pero la causa es que la mente ejerció un poder superior que se manifiesta orgánicamente. Expliqué al comienzo que los síntomas primarios se van maximizando, terminando en crisis agudas como úlceras estomacales, trastornos digestivos e intestinales, problemas cardíacos, cáncer, dolores musculares y otros graves que no se entienden los porqués. La persona que no toma consciencia de esta enfermedad tan nociva para la mente, corazón y cuerpo, con sus actitudes contagia a los que la rodean por el desequilibrio emocional constante, alterando su entorno. El corazón y cuerpo poseen capacidad para sobrellevar devez en cuando un alto nivel de tensión, pero no están preparados para sostenerlo en el tiempo.

¿Siempre las enfermedades se originan por el estrés?

Hay patologías genéticas o de otra índole que se pueden agravar por el estrés, pero no siempre es el origen que determina las mismas, razón por la cual, hay que tener cuidado con la medicación. Por ejemplo: diabetes, problemas físicos, visuales, discapacidades motoras, accidentes, causas biológicas, etc. Algunos profesionales solucionan estos estados diagnosticando en forma inmediata: Es Estrés… recetando un ansiolítico sin investigar la causa u origen de los síntomas.

Las personas estresadas ¿siempre actúan de la misma forma?

Cada ser es único, diferente en su personalidad y reacciona distinto ante la vida. Cada uno debe evaluar lo que siente y observar el comportamiento en determinadas situaciones, aprendiendo a respetar los límites psicofísicos que la mente y cuerpo le pide.

Consejo para una persona estresada

  • Se debe concurrir al médico o terapias cognitivas con la voluntad de obedecer las reglas dispuestas para su tratamiento, previniendo que el corazón y cuerpo prendan la luz roja del semáforo interno.
  • Aprender a delegar tareas evitando estar en todos lados pensando, que se es imprescindible.
  • Aumentar horas de sueño
  • Alternar trabajo con momentos de distracción
  • Practicar la relajación, permitiendo que la mente descanse.
  • Tener claro que el hilo vital se rompe por el sitio más débil, comenzando con los síntomas físicos y el desequilibrio emocional.
  • Caminar y no correr en los hechos del diario vivir.
  • Concentrar la mente en que sólo uno es el responsable de diseñar el accionar.

Reflexionar

1-    Evitemos la dependencia a las redes sociales o tecnología moderna que afectan el estado psíquico, principalmente usando el celular en forma permanente en la calle o manejando un vehículo, donde la distracción puede originar un final fatal.

2-    El corazón no habla, pero percibe el estrés.

3-    El cuerpo tampoco habla, pero manifiesta sus dolencias.

Mercedes Davire de Llaver

Selección de imágenes Carlos Fuertes


Etiquetas:



Comentarios

Usuario Contraseña
Mensaje



Click en la foto para ampliar.























Desarrollo de Pizza Pixel