Más noticias | Sociedad
Actualizado el Jueves 22 de Octubre de 2020


Mientras Tratan de Frenar el COVID 19, Dejan Avanzar Otra Pandemia.


Con argumentos falaces, avanzan en la regulación del juego online. La realidad es que se busca la regulación con fines recaudatorios, aparte de ocultar el fracaso del Estado como contralor de actividades no lícitas. Lo más grave del caso es que en lugar de prevenir enfermedades, están fomentando la ludopatía.

Se gastan millones de pesos en publicidad (con mayores o menores resultados) para evitar que las personas se contagien con el COVID, pero mientras tanto se está propiciando la regulación del juego online donde se enferman a miles de personas, convirtiendo cada hogar en un casino.

El Estado tiene funciones fundamentales a las que no puede ni debe renunciar. En ningún caso y por ningún motivo, estas actividades no pueden dejar de atenderse. Sin embargo hay actividades que el Estado está fomentando en contra de su propia naturaleza, como es el caso de la timba, a través de salas de juegos llamados casinos y el juego online.  

La mayoría coincide que la educación, la justicia, la seguridad y la salud son tareas que necesitan fomentarse y cumplirse cabalmente. Si los gobernantes cumplieran y defendieran estas funciones podríamos decir que están “Apostando por la Vida” y por lo tanto tendríamos una sociedad exitosa. Lamentablemente, la realidad indica que existe una sociedad que está reclamando por la falta de compromiso de quienes tienen la responsabilidad de gobernar.

El Estado no sólo debe trabajar para preservar la salud, sino que además debe accionar para la prevención de enfermedades.

Diputada Mercedes Llano (PD)

La diputada Mercedes Llano votó en contra del proyecto del oficialismo apoyado por el peronismo y nos dio su punto de vista con respecto a esta controversial propuesta.

La legisladora demócrata consideró que este proyecto representa un retroceso, cuando en años anteriores se cerraron casinos por el daño que causaban, en especial en las comunidades más pequeñas. Ahora el riesgo de adicción llegará a los hogares de todos los rincones de la provincia.

Este proyecto conlleva un potencial peligro de aumento de los casos de ludopatía, una patología que genera serios daños a la persona, la familia y su patrimonio, en definitiva a la sociedad en su conjunto.

Además de asegurar beneficios para un puñado, el proyecto deja amplio margen de discrecionalidad a la autoridad de aplicación para autorizar a las empresas habilitadas a otorgar créditos a jugadores y a publicitar el servicio.

El juego online es una actividad productiva sólo para los pocos que hacen negocio con el rubro, mientras que es improductiva y nociva para el conjunto de la sociedad.

Me genera gran preocupación esta decisión del Ejecutivo de regular una actividad ilegal que, por el contrario, debería combatirse, más en un contexto de crisis en el que el juego puede significar un mecanismo de evasión ante la adversidad. Lamento que se priorice la recaudación y la preservación de un negocio por encima de la salud.

Argumentos falaces

Han argumentado que en la actualidad existe el juego ilegal y que la gente, aunque no se legalice el juego online, seguirá jugando. Además informaron que con la regulación se desalentará el juego y las actividades ilegales. Con la regulación el Estado podrá ejercer el control y trabajar en una variante que es el juego responsable. Estos argumentos son falaces. La realidad es que se busca la regulación con fines recaudatorios, aparte de ocultar el fracaso del Estado como contralor de actividades no lícitas. Al no poder controlar lo ilegal, intentan reglamentar, regular y recaudar a través de la actividad.

Con ese criterio se pueden organizar bandas armadas tipo corsarios que roben de forma legal y compartan parte de lo recaudado con el soberano (Estado). Otra forma de recaudar sería fomentar la plantación, producción, elaboración y comercialización de marihuana, cocaina o cualquier otra sustancia adictiva que en la actualidad están prohibidas.

Qué conocemos de la LUDOPATÍA

Este flagelo social es uno de los más perjudiciales que existen en la actualidad, ya que no solamente afecta a un individuo en cuestión, sino también compromete a toda su familia. A pesar de eso la ludopatía en cuanto a investigaciones ha quedado relegada.

La adicción al juego en nuestro país, a partir de las investigaciones estadísticas recolectadas, es uno de los problemas a nivel social que más daño está produciendo en la actualidad. Se han intentado algunas campañas sobre el juego responsable, pero a juzgar por los resultados cada una de esas campañas han fracasado exitosamente. Por lo que se puede afirmar que poco se hace desde el Estado para frenar este verdadero flagelo.

El juego se tiene que restringir y a la par se debe combatir el juego ilegal, pero de ninguna manera se puede fomentar ni habilitar esto, porque el juego online es muy delicado y sus controles son muy difíciles y es muy adictivo. La persona puede jugar con alguna aplicación en cualquier lugar, a cualquier hora y cualquier día del año. La realidad indica que hay un interés recaudatorio para seguir financiando parte del empleo público y privado con el juego.

A contra marcha

En nuestro país, como en otros países del mundo el consumo de tabaco es permitido, pero la tendencia mundial desde hace años es prohibir la publicidad de los cigarrillos y el tabaco en general y desalentar el consumo. Hace algunos años, personalidades de la docencia, la política, el deporte, la cultura, y otras actividades aparecían en público fumando. Gracias a políticas coordinadas hoy es prácticamente imposible ver a esas personalidades fumando. Cada día hay mayores restricciones para fumar en bares, restaurantes y espacios públicos cerrados, incluso en algunas ciudades del mundo se ha prohibido fumar en espacios públicos abiertos.

Mientras estas acciones positivas se desarrollan con el aval de la mayoría de la población e incluso de los propios fumadores desde el año 2001, en nuestra provincia se autoriza la apertura de nuevas salas de juegos, y ahora intentan llevar la timba a cada vivienda de los mendocinos.

Acciones

Algunas personas por día recurren a pedir ayuda a los centros de asistencia al juego compulsivo, otros, agobiados piden la auto-exclusión. Pero se debería tener en cuenta que el universo real de personas afectadas no recibe contención del Estado (En algunos casos la persona auto-excluida vuelve sin mayores problemas a las salas de juegos). Este problema se agravaría si se autorizan los juegos online.

Recientemente el Intendente de Gral. San Martín, Raúl Rufeil manifestó que sería de su agrado que sacaran el anexo del casino de Mendoza del radio céntrico. Por su parte Miguel Ronco, intendente de Rivadavia manifestó anteriormente que no favorece al municipio la permanencia del anexo en la ciudad. 

Con la regularización no se soluciona ningún problema, por el contrario se estaría acrecentando el mismo ya que meteríamos un casino en cada hogar de los mendocinos o en sus celulares. Y como resultado se incrementarían los ludópatas en el territorio provincial y una vez más el Estado no estaría cumpliendo con el rol de la preservación de la salud y la prevención de las enfermedades.

Por Carlos Fuertes para la Agencia Regional de Noticias

 


Etiquetas:



Comentarios

Usuario Contraseña
Mensaje



Click en la foto para ampliar.



























Desarrollo de Pizza Pixel