Más noticias | Sociedad
Actualizado el Martes 13 de Setiembre de 2022


¿Llega el tren de pasajeros a Mendoza antes que termine el verano?


El titular de Trenes Argentinos visitó la provincia para inspeccionar el tramo Gutiérrez-Palmira, en medio del ambicioso proyecto ferroviario. El gobierno de Suárez decidió no participar del evento.

Afirman que el tren que unirá Mendoza con Buenos Aires llegará “antes de que termine el verano”

El presidente de Trenes Argentinos, Martín Marinucci, visitó la estación ferroviaria de Gutiérrez (Maipú) para inspeccionar el tramo de vías que une ese punto con Palmira (San Martín), pensando en la vuelta del tren de pasajeros Mendoza-Buenos Aires.

Lo hizo acompañado por el director de la zona Cuyo de Trenes Argentinos Jorge Omar Giménez, la directora de BICE fideicomisos, Gabriela Lizana; el diputado nacional del Frente de Todos, Adolfo Bermejo; el legislador provincial de Cambia Mendoza, Jorge Difonso y el intendente de Maipú, Matías Stevanato. El gobierno provincial, por su lado, no envió a ningún funcionario al lugar.

“Lo que hoy estamos haciendo es un compromiso que habíamos asumido cuando volvimos con el tren a Justo Daract. Ahí asumí el compromiso de trabajar para que vuelva a haber un servicio ferroviario de pasajeros entre Mendoza y Buenos Aires”, dijo Marinucci ante la prensa, en referencia al momento en que llegó el tren de pasajeros a esa localidad de San Luis.

El funcionario nacional comentó que la inspección que llevan adelante hoy entre Gutiérrez y Palmira servirá como un diagnostico preliminar y “faltan unos estudios para establecer de manera responsable el tiempo preciso y la inversión en términos económicos que necesitamos para volver a tener un tren de pasajeros”.

“Pero no tengo dudas que no va a ser dentro de mucho. Esto quiero que sepan. Dentro de nuestra gestión van a tener tren de pasajeros, llegando a la provincia de Mendoza”, se animó a afirmar Marinucci. Inclusive, dijo que tiene “mucha confianza en que podremos tener un tren antes de que termine el verano”, al menos como un viaje de prueba para analizar cómo se comporta la vía con la locomotora.

“Vuelvo a decir lo que dije en Daract. Mi deseo sería que hoy haya tren, porque genera oportunidad de arraigo y desarrollo en las distintas localidades por donde pasa. Es fundamental que la Argentina vuelva a moverse a través de las vías”, añadió.

Y sostuvo: “Uno ve en muchas localidades del interior que los chicos, nacen, se crían y estudian, pero después tienen que salir de sus lugares para encontrar oportunidades. El tren logra que ese arraigo quede, que tengan cercanía a sus estudios y sus trabajos. Y que pueda seguir creciendo cada localidad. No como ha pasado en los últimos 60 años, que dónde dejó de llegar el tren, fueron ciudades que se desvanecieron”.

En ese sentido, aseguró que el sistema ferroviario no puede ser pensado como un plan de gobierno, sino una “política de Estado que la defiendan no solo las provincias y gobernadores de todo el signo político, sino todos los argentinos”.

EL ESTADO DE LOS RAMALES

Marinucci destacó que no es un dato menor la posibilidad de circulación que existe en la Provincia. “Que el tren de cargas llegue hasta la estación de Mendoza, a los talleres de reparación de locomotora y que tenga la posibilidad de operación en Palmira, permite que no haya usurpación de vía y que no haya maleza, como nos pasa en muchos lugares dónde estamos recuperando servicios ferroviarios”, explicó.

“Sin duda lo que nosotros hacemos cuando ponemos un servicio es garantizar la seguridad operacional. Y no es lo mismo la exigencia, en términos de seguridad operacional, de un tren de cargas a un tren de pasajeros. Así que estamos, justamente, viendo la necesidad de renovación de durmientes y de rieles”, agregó.

Luego comentó algunas obras necesarias para adecuar la estación del Metrotranvía con la del tren de pasajeros. Tal es el caso de la construcción de 400 metros de vía antes de llegar a ese punto y la extensión del andén, para que puedan ascender y descender los usuarios.

El presidente de Trenes Argentinos no pudo dar cifras estimativas de inversión porque eso saldrá del estudio final que hará kilómetro por kilómetro. “Piensen que son 1600 durmientes por km de vía”, comentó.

“Estamos haciendo los estudios finales para poder estimar los tiempos, los plazos de obra, la necesidad económica y el capital humano para llevarla adelante. Y en función de la operación que tengamos, la necesidad personal en las estaciones en que vaya a parar el tren”, sostuvo.

Lo que sí confirmó es que a través de un crédito internacional chino tienen planificada la renovación y mantenimiento del “pesado completo de vía entre Justo Daract y Gutiérrez” para poner la traza en mejores condiciones de las que hoy está, pudiéndose circular.

LA INDIFERENCIA DEL GOBIERNO DE SUÁREZ

Que el gobierno provincial se haya ausentado no fue un mensaje que pasó desapercibido. El pasado 19 de julio el gobernador Rodolfo Suárez había manifestado en diálogo con Radio Nihuil: “Sobre la llegada del tren no hay nada, nadie ha hablado con nosotros ni hay un proyecto concreto, yo no lo veo como algo que vaya a llegar pronto”.

Sobre esto también habló Marinucci y dijo: “La verdad es que leí declaraciones del gobernador y el diputado De Marchi, que me sorprenden. Porque, si alguien está pensando algo para mí casa, yo pregunto, ´como lo ayudo´. En vez de haber llamado o consultado cual era la idea, trataron de desestimar lo que nosotros nos habíamos comprometido”.

“Espero que recuperen el interés que tienen los mendocinos y las mendocinas, y de esta manera poder articular. Yo no pregunto ni evalúo quién gobierna en cada localidad donde voy a poner el tren. Pienso en cada uno de los vecinos de cada una de esas localidades, a quienes les llega un derecho que les ha sido cercenado por el Estado en su momento”, sentenció.

A su turno Lizana destacó que el ministro de Economía, Sergio Massa, promueve la vuelta del tren como una política de Estado y que esto significa “ser prioridad y estar por encima de quien gobierne en cada lugar particular”, en alusión a la gestión de Suárez.

En tanto, el intendente de Maipú comentó: “Vivimos momentos muy complicados y yo trato de tender puentes y apostar al diálogo. Si el gobernador y los funcionarios quieren trabajar para mejorar la calidad de vida de los mendocinos, yo voy a estar. Si ellos no quieren, es un problema de ellos”.

Fuente: Diario Los Andes


Etiquetas:



Comentarios

Usuario Contraseña
Mensaje



Click en la foto para ampliar.



















Desarrollo de Pizza Pixel